Archivos de la categoría Otras Voces

Sócrates y el camino

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on Tumblr

 

 

Sócrates: Mi querido Fedro, ¿adónde andas ahora y de dónde vienes?

Fedro: (…) me voy fuera de las murallas, a dar una vuelta (…) persuadido además por Ecumeno, compañero tuyo y mío, y voy a dar un paseo por los caminos, ya que, afirma es más descansado que andar por los lugares públicos.

Socrates: Y bien dice, compañero.

 

 

 

Estrella lejana

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on Tumblr

 

Las sombras de la noche hicieron acto de presencia una vez más y ni el fulgor de la luna llena pudo hacer que estas desaparecieran.

Unos pasos demasiado precipitados rompieron el monótono silencio. Se trataba de Semjase, que corría a encontrarse con su amante.

Ambos sabían que su amor estaba prohibido y maldito, destinado al fracaso. Ella, una mujer de color que trabajaba en los campos de tabaco. Y él, un rico terrateniente hijo de la dueña de la plantación. Pero la pasión y el deseo podían más que la precaución y así, cada vez que podían, corrían al encuentro uno del otro. Sigue leyendo

Heriotza (ta beste amaiera batzuk). Meditaciones / Marco Aurelio

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on Tumblr

   Hay que ver siempre lo humano como flor de un día e inconsistente. Pasar, por tanto, este instante de tiempo conforme a la naturaleza, y disolverse con ánimo favorable, como si uno fuera la aceituna que, ya madura, cae mientras bendice a la tierra que la recibe, agradecida al árbol que la crió.

(…)

   Lo que muere no cae fuera del mundo. Y si permanece aquí, también se transforma aquí y se descompone en sus propios elementos, que lo son del mundo y tuyos propios. Y éstos se transforman y no protestan.

 (…)

   A las cosas que se transforman nada malo les sucede, como tampoco un bien a lo que se constituye por una transformación. Vuélvete ahora a la edad, por ejemplo la infantil, la del muchacho, la juventud, la vejez. Toda transformación de éstas, es muerte también. ¿Es algo malo acaso?

(…)

   Cada parte mía se verá asignada en virtud de una transformación a una determinada parte del universo y, a su vez, esa parte se transformará en otra parte, y así hasta el infinito. En virtud de una transformación de este género fui yo constituido y los que me engendraron.

(…)

   La naturaleza del universo a partir de la sustancia toda da figura, ahora a un simple caballo, después lo deshace y se sirve de su materia para hacer un arbolillo, después para un hombrecillo y después para cualquier otra cosa. Cada uno de estos seres existió por un brevísimo tiempo (…)  para que el universo siga siempre joven.

 

Ken Follett – La Caída de los Gigantes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on Tumblr

Año 1916,  en 4 meses han muerto en la batalla del Somme 500.000 británicos, y dos diplomáticos ingleses discuten sobre por qué no para la carnicería. El Bill del final es un minero que está en el frente…

“- Son los pediódicos. ¿Qué pueden hacer nuestras pequeñas publicaciones para promover la paz frente a la propaganda que lanza la sanguinaria prensa de Northcliffe (The Times eta Daily Mail-en jabea)?
- No son solo los periódicos. Es el dinero.
- ¿Qué quieres decir?
- Antes de la guerra, nuestro gobierno se gastaba medio millón de libras al día en total: el ejército, los juzgados y las prisiones, la educación, las pensiones, la gestión de las colonias… todo.
- ¿Tanto? Sigue leyendo

Letras Viajeras – Carlos Martín Beristain

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on Tumblr

 

Bidean - Memorias Nómadas

 

En 2011 el Dr. Carlos Martín Beristain publicaba su informe sobre derechos humanos en el conflicto del Sáhara Occidental. Y lo titulaba “El Oasis de la Memoria”.
La memoria, individual y colectiva, como salvaguarda frente a la impunidad y el miedo. Como destello de luz en la noche oscura de la opresión. La palabra, como hilo de Ariadna para reconstruir unas vidas rotas por la injusticia.

Lan da lan. Nietzsche

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on Tumblr

 

LAN MEKANIKOA / NIETZSCHE

 

Hoy en día, cuando observamos el trabajo, entendido éste como esa dura labor que va de la mañana a la noche, nos damos cuenta de que es la mejor policía, ya que mantiene firme a cualquiera y sabe obstaculizar con vehemencia el desarrollo de la razón, de los deseos y del ansia de independencia.

Pues consume una extraordinaria cantidad de energía nerviosa y se la arrebata a la reflexión, a la meditación, al sueño, a las preocupaciones, al amor y al odio, y coloca ante la gente objetivos mezquinos al tiempo que asegura satisfacciones leves y regulares.

 

Así, una sociedad en la que se trabaje duro permanentemente gozará de mayor seguridad; y hoy en día adoramos la seguridad como a la divinidad suprema.