Sócrates y el camino

 

 

Sócrates: Mi querido Fedro, ¿adónde andas ahora y de dónde vienes?

Fedro: (…) me voy fuera de las murallas, a dar una vuelta (…) persuadido además por Ecumeno, compañero tuyo y mío, y voy a dar un paseo por los caminos, ya que, afirma es más descansado que andar por los lugares públicos.

Socrates: Y bien dice, compañero.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *